Infografía en la que se muestra qué es el phishing, cómo se produce el fraude en internet, estadísticas sobre el fenómeno en España y cómo te puedes proteger de él.
ELABORADO POR ESTAFA.INFO

DIVULGA Y AGREGA ESTA INFORMACIÓN EN TU PÁGINA WEB

Aprende cómo evitar el phishing o suplantación de identidad en internet

En un mundo cada vez más global e informatizado, las estafas por internet están a la orden del día. El Código Penal español recoge un total de nueve tipologías diferentes de ciberdelitos. Tal vez el más extendido sea el phishing o suplantación de identidad que, a través de páginas o emails falsos, consigue robar a los usuarios información confidencial como contraseñas, números de tarjetas o cuentas bancarias, entre otros. En este artículo te contamos cómo evitar el phishing con sencillos trucos y consejos.

El fenómeno en cifras: 120.000 ataques y más de 14 millones de euros en daños al año

El ingenio de los hackers para salirse con la suya avanza a un ritmo imparable: los fraudes en la red cada vez son más difíciles de identificar y los tipos de phishing se multiplican. Según el Instituto Nacional de Ciberseguridad, en 2014 se registraron unos 18.000 casos de suplantación de identidad en internet, cifra que se disparó hasta los 120.000 en 2018. Los datos sobre este fenómeno en España son especialmente alarmantes: según Kaspersky Lab, nuestro país es uno de los más afectados por esta práctica, por detrás de Guatemala y Brasil. El ataque de phishing más extendido es el bancario, si bien empresas tan conocidas como Paypal, Mapfre o Mercadona han visto su nombre implicado en este tipo de estafas por internet. Aunque las cifras no son exactas, se estima que las pérdidas que genera esta actividad delictiva supera ampliamente los 14 millones de euros al año.

Cómo se produce un ataque de phishing

El procedimiento es siempre el mismo: mediante correos basura que suplantan la identidad de instituciones de todo tipo, los ciberdelincuentes redirigen a las víctimas a páginas falsas donde éstas introducen información confidencial que les es robada al instante. Las imitaciones de los logos y otras características están cada vez más logradas, por lo que identificarlos a primera vista no es tan sencillo como parece. Con los datos en su poder, los ciberdelincuentes pueden acceder a las cuentas de correo o bancarias de sus víctimas y utilizarlas a su antojo.

Consejos para protegerse del phishing

El hecho de que el phishing se haya convertido en una práctica cada vez más sofisticada no quiere decir que sea imposible detectarla. Para protegerse del phishing, como usuarios la mejor herramienta que tenemos a nuestra disposición es la cautela. Desconfía de aquellos mensajes que te pidan aportar datos personales; ningún tipo de institución solicita dicha información por vía telefónica o correo electrónico, así como tampoco la pide para verificar tu identidad. Comprueba la dirección del remitente y de tratarse, por ejemplo, de tu banco, lo más aconsejable es que te pongas en contacto con ellos para verificar la autenticidad del email.

En cuanto al cuerpo del correo, descarta aquellos que utilizan saludos estándar sin personalizar o contienen faltas de ortografía. Es importante que no pinches en los enlaces o te descargues los archivos adjuntos de emails sospechosos y desconfía de aquellos mensajes que prometen regalos u ofertas especiales. Por último, asegúrate de que las páginas a las que accedes utilizan el protocolo de seguridad https, ya que esto significa que la información se envía de manera privada y segura, y crea contraseñas seguras para tus diferentes cuentas.

Qué hacer en caso de ser víctima de una suplantación de identidad en internet

No te has dado cuenta y… ¡zasca, te la han colado! En ese caso, has de actuar de inmediato para minimizar las consecuencias. Lo primero es llamar a tu banco para que bloqueen tu cuenta bancaria y evitar así cualquier transacción no deseada. El segundo paso es denunciar un caso de phishing ante los organismos competentes como son la Brigada de Investigación Tecnológica de la Policía Nacional, ante la que puedes interponer una denuncia en una comisaría o por internet a través de este formulario, o ante el Grupo de Delitos Telemáticos de la Guardia civil, también mediante un formulario en internet.

Por último, la cooperación ciudadana es esencial para detectar este tipo delitos en internet. Informa a la empresa que ha sido víctima de este tipo de ciberdelito para que interponga las medidas de seguridad necesarias y notifique a otros usuarios de la situación acontecida.

Contacto - Advertencia de riesgo