Estafa.info
Página principal > Invertir en bolsa

Mejores páginas para invertir en bolsa online: dónde comprar acciones 2021

Bienvenido al informe más completo sobre cómo invertir en la bolsa de valores online. En este artículo te contaremos todo lo que necesitas saber para manejar activos con confianza y lograr un rédito económico. Sabemos que las inversiones no son un tema sencillo, y por hemos repasaremos punto por punto para que no queden dudas al momento de realizar transacciones.

Hoy en día, se puede acceder al mercado de valores desde Internet, lo cual representa una gran ventaja en términos de practicidad. Sin embargo, es sabido que la web está plagada de riesgos y de potenciales amenazas. Por eso es que nos tomamos muy en serio la evaluación de los brókeres de inversiones. En la siguiente tabla te presentamos los mejores operadores para invertir en bolsa online:

Los mejores brókers online para invertir en bolsa
Bróker online Puntuación Característica Pips Enlace seguro Términos y condiciones
5/5 Top bróker online para 2021 Desde 2,0 ¡Al bróker! * Los términos generales aplican en todas las ofertas. Pincha en ¡Al bróker! para verlos al completo.
4,9/5 Plataforma top para trading social Desde 3,0 ¡Al bróker! * Los términos generales aplican en todas las ofertas. Pincha en ¡Al bróker! para verlos al completo.
4,9/5 Mejor bróker online para criptomonedas Desde 0,9 ¡Al bróker! * Los términos generales aplican en todas las ofertas. Pincha en ¡Al bróker! para verlos al completo.
4,8/5 Top bróker online para CFD Desde 3,0 ¡Al bróker! * Los términos generales aplican en todas las ofertas. Pincha en ¡Al bróker! para verlos al completo.
4,8/5 Mejor bróker online para Forex Desde 1,2 ¡Al bróker! * Los términos generales aplican en todas las ofertas. Pincha en ¡Al bróker! para verlos al completo.

Todas estas plataformas se caracterizan por su solvencia y su seguridad; es decir, dan todas las garantías de que las transacciones son transparentes y redituables al mismo tiempo. Nuestra experiencia en esos operadores ha sido inmejorable, por lo que creemos necesario compartir nuestros buenos resultados. En todos los casos, se trata de empresas con licencias para la compra y venta de activos en Europa.

Sabemos que empezar a invertir en bolsa puede ser una tarea algo difícil, pues se deben cotejar numerosas variables y analizar una buena cantidad de factores. No obstante, la elección del bróker es determinante: no podemos caer en errores de novato y depositar nuestro dinero en cualquier lugar. Cuando compramos y vendemos acciones, estamos poniendo en juego nuestro propio patrimonio, por lo que se debe actuar con la mayor precaución posible.

Cómo reconocer un bróker confiable para invertir en bolsa

Para establecer nuestra lista de operadores top, hemos tenido en cuenta una serie de factores que nos ayudan a evaluar su fiabilidad y su rendimiento. Como hemos mencionado, la elección de las plataforma para comprar acciones es determinante. Un error nos puede conducir a un fraude o una mala experiencia que puede acabar con nuestro capital.

Los criterios que tenemos en cuenta para elegir un bróker confiable son los siguientes:

  • Seguridad (licencias de habilitación)
  • Oportunidades variadas de inversión
  • Depósitos mínimos convenientes
  • Comisiones bajas
  • Acceso a la información sobre inversiones

La seguridad es, sin dudas, el parámetro principal. No podemos utilizar servidores que no proporcionen todas las garantías de transparencia y seriedad. Sin embargo, el resto de los criterios también son muy importantes. A continuación expandiremos sobre cada uno de ellos.

Ante todo, inversiones seguras

La inversión en bolsa debe estar sustentada a partir de los controles más estrictos, pues los brókeres sin regulación pueden gestionar los fondos de sus usuarios de un modo fraudulento. Al depositar capitales en la bolsa, se está poniendo en circulación el patrimonio propio, que puede ser manipulado de distintas maneras por el operador. Así pues, la manera de verificar que no será utilizado con fines ilegales o insostenibles es a través de las licencias de habilitación.

Las licencias son certificados que dan cuenta que la entidad de compra y venta está registrada en una institución oficial europea. En España, el sello más común es el de la Comisión Nacional de Mercado de Valores (CNMV), pero también hay muchas otras organizaciones europeas de renombre a nivel mundial. Una de las más famosas entre los operadores de nuestro top es la Financial Conducting Authority (FCA) del Reino Unido. Muchas empresas también tienen el sello de la Comisión de Bolsa y Valores de Chipre (CySEC).

Estos institutos dan cuenta de que el operador no es una estafa. Para ganarse la habilitación, el bróker debe demostrar que los capitales son puestos en circulación en el movimiento de activos. Es decir, debe probar que la empresa no se estructura a partir de un esquema parasitario que no genera nada, sino que el sistema participa de las finanzas e incide en los mercados.

Nunca recomendamos tener tratos con operadores sin licencia. Los fondos pueden ser usados para sostener esquemas no sustentables, como el Ponzi. Según esa metodología, las ganancias de los usuarios se pagan con los depósitos de los nuevos miembros, sin poner en circulación los activos de los inversores. Muchas empresas sin certificación utilizan el patrimonio para gestionar lavados de dinero y otras actividades fraudulentas.

Diversas opciones para la inversión

No hay una sola manera de invertir en bolsa, sino que existe un sinfín de alternativas posibles. Los operadores de nuestro catálogo son las opciones ideales para adentrarse en ese mundo, pues proporcionan información sobre los diferentes tipos de inversión, con el análisis técnico que se apoya en los conocimientos sobre la materia.

Algunos de los tipos de inversiones más comunes son:

  • Forex
  • Materias primas
  • Metales preciosos
  • CFDs
  • Acciones de bolsa
  • Índices
  • Energías
  • Futuros
  • ETFs

Estos términos pueden parecer muy técnicos, pero con la experiencia se van allanando y transparentando. El forex (FX) consiste en la especulación con el cambio de valores en divisas. El CFD es un contrato por diferencia (por sus siglas en inglés, contract for difference), y permite negociar la diferencia en el valor de los activos en el nivel de apertura y cierre del contrato. Los Etf (exchange traded funds) son un tipo de inversión diversificada a un costo mínimo.

También es importante el tipo de plataforma de trading que presenta el operador. En los casos de las páginas para invertir en bolsa orientadas a principiantes, el sistema suele estar proporcionado por el propio bróker. Sin embargo, en casos de portales para expertos, la plataforma de trading puede ser más compleja, como las últimas versiones de MetaTrader. El tipo de trading determinará los tipos de inversión que serán posibles.

Depósitos bajos para entrar el mercado

Los operadores de nuestro catálogo no piden sumas escandalosas para empezar a invertir, sino que están orientados, en general, al público que da sus primeros pasos en este mundo. Por eso es que los depósitos iniciales no son muy elevados. Esto quiere decir que es posible iniciarse en esta práctica sin contar con un capital cuantioso.

De hecho, una de las reglas de oro de la inversión es no poner en circulación más de lo que se esté dispuesto a perder. De esta forma, la actividad tiene menos riesgos y más posibilidades de resultar provechosa. En los brókeres que hemos seleccionado, podrás iniciarte en el mercado de valores con solo €10.

Comisiones bajas

Este es otro punto central al momento de empezar a invertir. Aquí es central el concepto de spread, entendido como la diferencia en el valor de un activo al momento de su compra y al momento de su venta. Cuanto menor sea el rango, mayor será la liquidez de ese mercado. Los operadores de nuestro ranking ofrecen spreads estrechos en todos los ámbitos, teniendo en cuenta que este factor varía según en qué se invierta.

En la actualidad, la mayoría de los operadores cobra alguna comisión por sobre del margen del spread. En el caso de nuestro listado, las plataformas no incurren en tasas excesivas, como puede suceder con empresas no reguladas. De todas formas, quizás el margen del spread no sea el factor más determinante para empezar a invertir. Se trata de un rasgo que se vuelve más protagónico en tanto que los inversores se profesionalizan en la práctica.

Más información, menos riesgos

En nuestro equipo, priorizamos los operadores que proporcionan herramientas de formación para sus usuarios. De esta forma, enriquecen el mundo de las finanzas con inversores bien entrenados que están a las órdenes del día en el mercado. También favorecemos los brókeres que proporcionan datos sobre los riesgos de cada inversión.

Algunas empresas de gestión de activos también ofrecen cursos para sus miembros. Aconsejamos tomar todas las opciones posibles para estudiar más sobre finanzas y economía. El conocimiento es un capital incunable que no se amortiza nunca.

Además, preferimos los operadores que cuentan con un servicio de atención al cliente efectivo. Creemos que los operadores para invertir en bolsa deben asegurarse de que sus usuarios tengan todas las garantías y comodidades al momento de comprar acciones. Los operadores que seleccionamos cumplen con las políticas más estrictas de atención al cliente.

¿Qué es la bolsa de valores?

Gráfico que muestra la fluctuación en la bolsa de valores.La bolsa es el espacio financiero donde entran en contacto la oferta y la demanda de capitales. En esa gestión interviene un intermediario, que es el corredor de bolsa, es decir, el bróker. De ahí la importancia de elegir uno que sea confiable y conveniente.

El lugar de la bolsa no es físico, sino simbólico. Por eso es que se puede adaptar tan bien a la inmaterialidad de las relaciones por Internet. De hecho, se tiene la certeza de que la mayor parte del capital del mundo en estos días es de índole digital.

En el mercado de valores se negocian tanto las rentas fijas (deudas) como las rentas variables (acciones). La lógica de la inversión es la de perseguir la ganancia a partir de un excedente de rentabilidad. De esta forma, se puede canalizar el capital rumbo a una productividad constante.

Esta práctica tiene defensores y detractores. Quienes la critican, señalan que se trata de una actividad improductiva, meramente relacional y abstracta, que genera capital a partir del capital mismo, sin vincularse en la creación de bienes o la prestación de servicios. Así estructurada, la bolsa solo serviría para ensanchar la brecha que separa a los sectores menos favorecidos de la sociedad de los más privilegiados.

Quienes defienden la actividad en bolsa señalan que la confianza de los inversores le da respaldo a la industria de producción real. Esto quiere decir que, a través de la negociación de los activos de las empresas, la economía encuentra más solidez efectiva. Los mercados se vuelven más provechosos cuando están enmarcados por inversiones estratégicas.

Sea como fuera, la bolsa es un mercado secundario, pues se trata de un espacio donde se transfiere la extensión de la propiedad de activos reales emitidos en el mercado primario. Las empresas que desean que sus acciones coticen en bolsa tienen la obligación de hacer públicos sus estados financieros. De esta forma, se tiene constancia sobre la legalidad del patrimonio y se puede llevar un registro del comportamiento administrativo.

¿Cómo surgió la bolsa?

La actividad de la invertir en bolsa es centenaria. Ya en el siglo XV, en Brujas, los banqueros Van der Bursen organizaban espacios de transacción de lo que hoy conocemos como mercado secundario. Esta práctica se oficializó en 1460 con la creación de la primera bolsa de valores en Amberes, Bélgica. El impacto de esta actividad sería global, pero lento. Recién en 1570 surgió la bolsa de Londres, y en 1595 la de Lyon. La famosa bolsa de Nueva York vio su fundación en 1792; hoy en día es la más importante del mundo.

En España, el desarrollo del mercado de valores fue un poco más lento. La primera bolsa fue la de Madrid, creada en 1831, que continúa siendo la más prestigiosa del país. A ella le siguieron la de Bilbao en 1890 y la de Barcelona en 1915. La bolsa de Valencia es la más reciente, fundada en 1970. Si bien la nación española no tiene una gran tradición de invertir en bolsa, cada vez hay más inversores y más plataformas seguras para desarrollar esta actividad.

Tipos de inversiones financieras

Ya hemos visto que hay un sinfín de oportunidades en el mercado de valores. En esta sección aclararemos las categorías más comunes para que puedas invertir en bolsa con toda la confianza. Un buen entendimiento de cada una de inversiones siempre da mejores resultados que la toma de decisiones apresurada.

Acciones de bolsa

Las acciones de bolsa son la categoría más común y representativa. Al momento de empezar a invertir, los usuarios suelen entrar en contacto con este tipo de activos. Son los que primero ofrece cualquier bróker.

Hay varias nomenclaturas según los índices de capitalización de las empresas subyacentes a las acciones. en bolsa De mayor a menor, estas categorías son: Blue Chips, Large Caps, Medium Caps, Small Caps, Mini Caps y Micro Caps. Cuanto menor sea el tamaño, mayor será la rentabilidad de las acciones y mayor su volatilidad.

Los inversores expertos no suelen utilizar las acciones de bolsa para el trading en el corto plazo, sino que las dedican a la especulación a futuro con sus carteras a largo plazo.

Índices de bolsa

Se trata de una variante de las acciones, pero no se realiza de forma directa, sino a través de Futuros, Opciones, CFD, Warrants o ETF. Esto hace que su funcionamiento sea algo más complejo. Por eso, suele atraer inversores más especializados, o con más experiencia en la actividad.

Su principal atractivo radica en el hecho de que permiten especular con el devenir económico de una región, en vez de involucrarse directamente con los resultados de una empresa puntual. Así, se puede invertir en bolsas que combinan varios países.

Forex o divisas

Esto representa la posibilidad de invertir en monedas diversas, a través de la especulación sobre las fluctuaciones de su valor. Este tipo de inversión puede ser muy provechosa para la rentabilidad si es utilizada de manera inteligente. Para eso, se requieren nociones sobre el contexto económico de los países de las divisas elegidas.

Hay divisas que son muy volátiles, mientras que otras son extraordinariamente estáticas. Un consejo: cuando se utiliza el forex con un apalancamiento muy alto, se están asumiendo riesgos enormes. Muchos inversores inexpertos perdieron su patrimonio por dejarse convencer por brókeres sin licencia que ofrecían promesas de riqueza inmediata.

Metales

Este tipo de inversión es muy útil como soporte de otras operaciones paralelas, pues suele ser estable y a largo plazo. Se divide en dos categorías: metales preciosos y metales industriales. Los primeros se refieren especialmente al oro y a la plata.

Los metales industriales, en cambio, incluyen el cobre, el paladio y el aluminio. Su valor depende de la actividad de ciertos sectores, como la construcción (y aquí incide la obra pública) y la industria automotriz.

Materias primas

Esta categoría no es la ideal para los inversores principiantes, pues requiere conocimientos y un análisis técnico de Futuros, Opciones, CFD y Warrants. Asimismo, es uno de los tipo de inversión más cuestionados, pues involucra una especulación con el precio internacional de los alimentos, y muchas veces tiene una incidencia real en la inflación de la canasta básica de ciertos países, en particular los subdesarrollados que exportan materias primas.

En esta sección hay tres categorías posibles:

  • Materias primas perecederas (azúcar, cacao, café).
  • Materias primas ganaderas (reses, lácteos)
  • Materias primas agrícolas (maíz, trigo, arroz, mandioca)

La mayoría de los consejos clásicos sobre inversión indican que esta categoría no es la ideal para los principiantes. Aquí puede entrar mucho dinero en juego, y en ocasiones se debe asumir una posición ética con respecto a la actividad para realizarla de forma sustentable mientras se intenta maximizar la rentabilidad.

Energía

Este es un subtipo de la inversión en materias primas. Sin embargo, los experimentados en invertir en bolsa saben que esta categoría tiene sus peculiaridades. Su rasgo más característico es la alta volatilidad, que la vuelve ideal para los inversores dedicados a tiempo completo.

El activo más demandado es el petróleo, pero también se puede invertir en el valor del gas natural o el combustible de calefacción. Los dividendos pueden ser muy interesantes en el mediano plazo, pero este tipo de activos requiere que el usuario aprenda a invertir. De otra manera, se estará tirando el dinero a la basura.

Inmuebles

La inversión en bienes inmobiliarios implica que se puede obtener un rédito con una propiedad sin la necesidad de comprarla. Esto se puede hacer a través de fondos inmobiliarios, que utilizan ese capital para comprar inmuebles. También se puede realizar a través de sociedades nacionales o extranjeras que se dedican a la compra y venta de propiedades.

La especulación en materia inmobiliaria fue una de las causas de la crisis del 2008. La acción poco ética de los fondos inmobiliarios dio resultados trágicos para la economía y la sociedad española. Por eso insistimos en que aprender a invertir implica hacerlo de manera sostenible, además de redituable.

Bonos

Esta es una forma de invertir en bolsa a través de renta fija que implica que un inversor entregue un capital a largo plazo (por ejemplo, 20 años). A cambio de eso, recibe un comprobante de rentabilidad anual fija. Los bonos pueden ser públicos o de actores privados.

A grandes rasgos, los bonos ofrecen dos posibilidades de estrategias de inversión. Por un lado, se puede esperar hasta su fecha de vencimiento y cobrar su saldo anual. De esa manera, no se diferencian demasiado de los plazos fijos en los bancos.

Por otra parte, se puede poner los bonos en el mercado secundario y especular con las fluctuaciones de su precio. Así, quedan sujetos a las contingencias de los mercados. La volatilidad puede ser alta, lo cual conlleva cambios repentinos.

Renta fija a corto plazo

Esta es una inversión muy conveniente para los principiantes, pues es muy segura. Se trata de un sistema similar al de los bonos, solo que con resultados en el corto plazo. Los límites de vencimiento de los activos no suelen superar los 3 años.

En España hay un tipo de inversión con estas características que recibe el respaldo del Estado. Nos referimos a las Letras del Tesoro, cuyo vencimiento es luego de 18 meses. En otros países, hay otras oportunidades similares de negocios a corto plazo.

Inversiones alternativas

Este categoría incluye muchos casos de compra y venta de activos que no están regulados por las entidades oficiales. Esto puede representar cierta inestabilidad. Si bien pueden ser muy redituables, estas inversiones no están aseguradas por el Fogain (Fondo de Garantía de Inversiones). Esto quiere decir que, en caso de quiebra, los inversores pierden su dinero.

Estas secciones incluyen planes de inversión en múltiples categorías, como arte, recursos naturales y sellos.

Criptomonedas

Hoy en día es muy común invertir en divisas alternativas. Las criptomonedas llegaron de la mano de bitcoin y hoy en día representan un mercado muy fuerte y redituable, en franco crecimiento alrededor del mundo. Los operadores más destacados permiten operar con este tipo de activos.

Las criptodivisas representan un tipo de trading con gran volatilidad pero también con una prosperidad prodigiosa. De hecho, el activo más valioso de la última década no ha sido otro que el propio bitcoin.

Consejos para invertir en bolsa

Invertir en bolsa puede ser una actividad muy redituable, pero no es fácil y requiere una buena preparación para ver resultados significativos. No se trata solo de comprar acciones y venderlas, sino que en esta práctica están involucrados muchos conceptos de finanzas que constituyen a la bolsa de valores.

Mejor bróker online con asesorías VIP
  • 5 tipos de suscripciones con variadas prestaciones
  • Herramientas de análisis premium

Como ya hemos señalado, un buen bróker es un punto fundamental para comenzar con el pie derecho. Creemos que las páginas para invertir en bolsa que hemos listado son herramientas excepcionales para adentrarse en esta mundo. En esta sección, daremos más datos clave para que las inversiones estén a tus órdenes.

¿Cómo utilizar el capital?

Muchos viejos consejos sobre cómo invertir en bolsa indicaban que lo ideal era comenzar con un capital cuantioso. La idea detrás de esta recomendación era que los mercados alcanzan su rentabilidad más alta cuando se invierten sumas voluminosas. Así, es posible lograr operaciones que produzcan cambios reales en el valor de los activos.

Sin embargo, la experiencia y los nuevos métodos han demostrado que un fondo cuantioso no es garantía de nada. Una buena estrategia y los conocimientos justos son mucho más valiosos. Las actuales recomendaciones de los expertos indican que no se debe invertir dinero que se esté dispuesto a perder.

Como guía para orientarse, se debe tener en cuenta que el dinero de lo invertido no tiene que surgir de los ingresos habituales. Solo es una buena idea comenzar a invertir cuando se tienen todos los gastos domésticos cubiertos y se ha conseguido armar un fondo de emergencia. El remanente, entonces, puede ser puesto en circulación en la bolsa.

Formación en finanzas

Ya lo hemos apuntado: los conocimientos y la formación son imprescindibles. Esto no quiere decir que una persona con estudios profundos sobre finanzas pueda tener éxito de manera inmediata. Aquí también influye mucho el componente de la experiencia.

En otras palabras, el mundo del mercado de bolsa es una suerte de ensayo y error: se hace camino al andar. Los primeros movimientos pueden ser tentativos y dar malos resultados (por eso sugerimos usar poco dinero), pero son el primer paso hacia las ganancias futuras.

Los operadores de nuestro catálogo tienen la ventaja de proporcionar información sobre el riesgo de cada transacción. Así, los usuarios pueden hacerse una idea de las posibilidades de cada movimiento. Además, muchos brókeres proporcionan cursos introductorios, o poseen apartados especiales en sus webs que brindan explicaciones sobre los conceptos más importantes.

¿Qué tener en cuenta antes de comprar acciones?

Antes de decidirse a comprar acciones, es necesario tomar en consideración algunos puntos clave. Estos son, al menos, tres:

  • Cuánto se va a invertir
  • Cuánto tiempo se sostendrá la inversión
  • Qué pérdida se está dispuesto a asumir

El primer punto es fundamental, pues implica la decisión de la cantidad de dinero que se pondrá en circulación en los movimientos financieros. Como ya hemos explicado, no hace falta adentrarse en este terreno con una suma exorbitante. Por el contrario, los primeros pasos deben ser dados con cautela y valiéndose de toda la información que esté disponible.

El segundo aspecto implica el plazo del negocio. ¿Será largo o corto? ¿Se esperan ganancias a 10 o 20 años, como en el caso de los bonos? ¿O algo mucha más breve, como las Letras del Tesoro, que vencen a los 18 meses? Cada inversor tendrá sus propias ideas y desarrollará su análisis individual.

La pérdida que cada persona calcula puede ser útil para retirarse de la inversión a tiempo. Esto sirve como guía para entender en qué momento la inversión perdió su valor real y se convirtió en un obstáculo. Es la señal de que hay que dar marcha atrás y retirar lo invertido.

Diversificación de la cartera

Este es un aspecto que puede servir de guía para quienes no han comenzado aún. Cuanto más se amplía la diversidad de las acciones en bolsa, menos riesgos se corren. Se trata de apuntar a varios flancos al mismo tiempo; si uno resulta mal, posiblemente los otros vayan bien.

De hecho, cuando se tiene cierta experiencia en el ámbito, es posible reconocer que ciertas activos suben cuando otros bajan. Esto implica que, si se invierte en ambos de forma simultánea, se minimiza el riesgo de pérdida y se equilibra la cartera de activos. A esto se lo llama reparto de riesgos, y es un concepto central en el análisis técnico de las finanzas.

¿Qué hacer con los rumores sobre fluctuaciones?

En el mundo de la bolsa de valores, es muy común que corran noticias falsas sobre la caída o la suba de ciertos activos. Muchas veces esta información está gestionada desde las partes interesadas en manipular el mercado, por lo que no hay que prestar atención a los artículos infundados y alarmistas.

Toda la información que se puede acumular debe ser puesta al servicio de una estrategia financiera. No se debe correr detrás de las novedades ni es recomendable prestar oídos a todos los rumores que circulan en la web.

Conclusión:

Como hemos visto, invertir en bolsa es una actividad tan apasionante como compleja. A lo largo de este artículo, mantuvimos la idea de que comprar acciones y otros activos no tiene como finalidad el éxito inmediato, sino que es parte de un proceso lento que solo da resultados cuando se lo somete a una estrategia inteligente.

Otro de los ejes centrales de nuestro análisis ha sido la elección del bróker. Entendemos que la bolsa de valores es un espacio donde la oferta y la demanda se encuentran gracias a un intermediario; éste debe ser de las más absoluta confianza para garantizar que las operaciones sean legales y transparentes. Creemos que los operadores de nuestro top son alternativas inmejorables para invertir en bolsa con seguridad.

Para finalizar, recordamos que es necesario contar con información fehaciente para llevar a cabo un análisis efectivo. Recomendamos estudiar sobre finanzas y explorar las páginas para invertir en bolsa para tomar las mejores decisiones al momento de comprar acciones. Gracias a la democratización del conocimiento que supone Internet, es cada vez más fácil encontrar datos certeros sobre finanzas y economía. Invertir en bolsa nunca fue tan seguro y sencillo.

FAQ: Preguntas frecuentes

En este apartado compartiremos las dudas más habituales que recibimos en nuestro inbox. Sabemos que la actividad financiera no es simple y que los principiantes pueden tener muchas preguntas. Esperamos que nuestras respuestas sean de ayuda para un público vasto, y que conduzcan al camino de la rentabilidad.

¿Cuáles son las mejores páginas para invertir en bolsa?

Las mejores páginas para invertir en bolsa son reconocibles por sus licencias de habilitación. Esto señala que están registradas en instituciones oficiales de compra y venta de activos. Además, los operadores que hemos seleccionado, brindan información relevante sobre el riesgo de los movimientos y están a las órdenes de sus usuarios a través del servicio de atención al cliente.

¿Es necesario invertir mucho dinero?

No, en absoluto. Las recomendaciones actuales sobre inversión indican que es mejor comenzar con un monto mínimo que se esté dispuesto a perder. De hecho, solo es una buena idea adentrarse en este tipo de negocios cuando se ha logrado tener un fondo de emergencia sólido. Esto quiere decir que en ningún caso se debe invertir dinero que sea parte de los gastos mínimos del inversor.

¿En qué se puede invertir?

Las opciones son muy numerosas, y cada una tiene sus particularidades. Lo más común es comprar acciones para luego venderlas a un mejor precio. Es la opción más habitual en todos los brókeres. No obstante, también se puede invertir en bonos, índices de acciones, energías, materias primas y un largo etcétera. Paso a paso: ya irás descubriendo todos los caminos de la bolsa.

¿Es seguro invertir en bolsa online?

Hoy en día, con todo, todos los protocolos de protección que existen en Internet, la inversión se ha vuelto mucho más segura. Esto no quiere decir que no existan riesgos; por el contrario, abundan los estafadores, disfrazados de brókeres bien reputados. Se los puede reconocer por su ausencia de certificaciones oficiales. Por eso es que solo recomendamos los operadores listados en nuestro catálogo: allí se puede invertir con total confianza.